Skip links

Así debería ser la comida para ancianos

No tiene por qué haber alimentos prohibidos en la tercera edad.

Cuando uno tiene a una persona mayor a su cargo, se multiplican las dudas sobre diferentes aspectos cómo cuál es la mejor comida para ancianos, o acerca de si hay alimentos prohibidos en la tercera edad. Y es que en el cuidado de ancianos, la nutrición en personas mayores se ha convertido en una excelente herramienta para mantener el buen estado de salud de los abuelos.

Especialmente después de los efectos que la pandemia ha causado en muchos de ellos. No solo por haber padecido la enfermedad, sino sobre todo por las secuelas producidas por el aislamiento, la falta de movilidad y la disminución en la ingesta de alimentos debido a la falta de apetito.

Si tienes bajo tu cuidado a una persona mayor, y quieres saber algunas pautas sobre la comida para ancianos, toma nota de estas sencillas recomendaciones que la nutricionista Inés Fernández aplica en la residencia de mayores de Palma Fontsana Son Armadams y en Fontsana Sóller.

La primera puede parecer muy obvia, pero es tremendamente efectiva: cuidar la percepción organoléptica de los platos, preservando su sabor, pero también su olor, su color y su presentación. Cuanto más llamativos y apetecibles sean, más apetitosa será la comida para los ancianos.

Otro buen consejo es apostar por la calidad de su valor nutricional, y no tanto por la cantidad de los platos. En la nutrición en personas mayores hay que evitar generar pesadez o sentimiento de abundancia.

En este sentido, lo que Inés Fernández hizo en en la residencia de mayores de Palma Fontsana Son Armadams y en Fontsana Sóller tras la pandemia, en aquellos casos en los que las patologías de los residentes lo permitían, fue diseñar dietas hipercalóricas e hiperproteicas.

El incremento de productos como la carne, el pescado azul, las legumbres, el huevo y los lácteos, puede mejorar el peso, la vitalidad, la masa muscular y el sistema inmunológico de los ancianos. Aunque ten en cuenta que no es algo inmediato, y son necesarios unos dos o tres meses para empezar a ver los resultados. También son muy recomendables las verduras y las frutas, que actúan como potentes antioxidantes.

No obstante, aunque estos tips puedan ayudarte, siempre es mejor seguir las indicaciones de su médico o de su nutricionista, como hacemos nosotros en la residencia de mayores de Palma Fontsana Son Armadams y en Fontsana Sóller. Porque en muchas ocasiones es preciso adaptar la alimentación de los ancianos a su situación médica personal, especialmente si padece diabetes, tiene el colesterol elevado o tiene alguna otra enfermedad. Así sucede en nuestros centros, dónde velamos por la alimentación y nutrición de las personas mayores, cuidando cada caso de manera personalizada.

Como verás, no podemos decir que haya alimentos prohibidos en la tercera edad, aunque todo depende del estado de salud de cada persona mayor.

Por último, un último consejo, que también es evidente pero sumamente efectivo. Se trata de la necesidad de combinar una dieta saludable con algo de ejercicio físico o gimnasia para mayores, para reforzar la musculatura; y con una buena exposición al sol, un gesto imprescindible para sintetizar la tan preciada vitamina D. Si tienes alguna otra duda, pregúntanos y ¡buen provecho!